FUENTE: EXPRESO NEWS

Reino Unido está de luto. Este jueves por la tarde (mediodía de Argentina), la Reina Isabel II falleció en Balmoral, a los 96 años. Así, el mundo entero despide a quien subió al trono con 25 años y puso a la Corona y al sentido del deber por encima de todo.


“La Reina ha muerto en paz en Balmoral esta tarde. El Rey y la Reina consorte (el Príncipe de Gales y la Duquesa de Cornualles) permanecerán en Balmoral esta noche y volverán a Londres mañana”, fue el escueto comunicado con el que el Palacio de Buckingham anunciaba el deceso de quien supo gobernar durante 70 años, convirtiéndose en la soberana más longeva de la historia.

La monarca, que se convirtió en heredera de una de las Casas Reales más poderosas de la monarquía luego de que el Duque de Windsor abdicara a su rol como Jefe de Estado para casarse con Wally Simpson, supo abrirse paso en un momento donde las mujeres tenían muy poca visibilidad en los asuntos diplomáticos, logrando ser la única reina en ver, en primera fila, las transformaciones sociales, económicas y políticas más grandes del mundo.

A lo largo de su mandato siempre puso a la Corona por encima de todo tal y como se pronunció en el discurso por su cumpleaños número 21: “Declaro ante todos ustedes que mi vida entera, ya sea larga o corta, será dedicada a su servicio”. ‘Lilibeth’ -tal y como la llamaba su entorno más íntimo- no sólo tuvo que lidiar con su rebelde hermana Margarita o sacar adelante a la Casa Real tras el impactante fallecimiento de Lady Di, sino que en el último año tuvo que tomar la decisión de correr de la vida pública a su hijo, Andrés de York, tras ser acusado de abuso sexual.

Vale destacar que, días previos, la Reina cambió su testamento y dejó afuera a los hijos del Príncipe Harry (Archie y Lilibeth Mounbatten-Windsor) debido a que la esposa de este, Meghan Markle, desde hace un tiempo realiza comentarios en contra de la Familia Real.

Desde la mañana del jueves, la capital inglesa ya preparaba el operativo “London Bridge”, que tendrá una duración de 10 días y que fue planificado por la mismísima Isabel II desde sus 60 años. Después de la proclamación del nuevo Rey, los restos de la monarca serán trasladados al Palacio de Buckingham donde no sólo serán recibidos por el primer ministro, sino que se espera contar con la presencia de todas las monarquías europeas y la de los jefes de Estado del mundo.

Con la confirmación de su deceso, el primogénito del matrimonio real será nombrado Rey y adoptará el nombre de Carlos III; mientras que Camila será Reina Consorte. Por otro lado, y mientras esperan a ser nombrados Príncipes de Gales, Guillermo y Kate serán los nuevos Duques de Cornualles y Cambrige.

Cabe aclarar que, siendo las 13.32 del jueves y mediante su cuenta personal de Twitter, Sergio Solon (*), director de Expreso News, fue quien dio la primicia en Argentina por sobre los medios nacionales tales como La Nación (lo publicó a las 15.26), Infobae (14.30) y Clarín (14.31). “LA REINA ISABEL: para muchos, estaría en sus horas finales, para otros ya falleció. Lo cierto es que ya está en marcha el operativo Puente de Londres”, adelantó.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

Por DJB

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.